Blogia
lataparaenagualarga

Vidas Admirables 1

Vidas Admirables: “Paula Bastardo”

Doña Paula, nació en el año 1870 y para el día de su muerte el 4 de diciembre

de 1953, contaba con 83 años de edad. Cariñosamente sus amigos la llamaban “Paulita”

y los que tuvieron la dicha de sentirla como una madre, le decían “ma Paula”.

Esta insigne mujer venezolana tuvo la verdadera vocación de educar,

a pesar que  sólo alcanzó  3er grado de educación primaria.

Asumió voluntariamente el compromiso de ejercer la docencia desde muy joven. Convirtiendo así, su casa en una especie de internado con sencillas aulas, donde formaba a  niñas, niños y jóvenes en los primeros grados y con mucho amor, dedicación y responsabilidad les enseñó también valores morales de rectitud y respeto a Dios. Ejerciendo en la comunidad un papel influyente en la preparación de primeras comuniones, pues también se dedicaba a dar clases de catecismo.

Sus alumnos y protegidos, además de recibir la formación requerida escolarmente, realizaban actividades domesticas necesarias para su desarrollo personal; en virtud que Doña Paula opinaba que todo ser humano desde temprana edad, se le debe enseñar el principio del amor al trabajo, pues de esto depende su desenvolvimiento cuando sea grande y será útil a su familia, a la sociedad y a la comunidad donde haga vida.

Estos muchachos al terminar el 2do grado, iban a otra escuela a terminar la primaria; pero continuaban asistiendo a la casa de Paulita, para seguir recibiendo sus atenciones y cuidados que gustosamente brindaba a todos sus alumnos.

Esta gran dama, como muchas de sus amistades la consideraban, acostumbraba distraerse los fines de semana a manera de recreación con el juego de lotería de números y a sus muchachos cuando ganaban los premiaba.

“Ma paula”, también muy recordada por las deliciosas empanadas que hacía y vendía. Actividad que le proporcionaba cierto ingreso para su sustento. Deleitaba el paladar de muchas familias maturineses que iban exclusivamente hasta su casa ubicada hasta la actualidad, en la calle Rojas Nº 56, cerca de la Plaza Bolívar,  para saborear esas ricas empanadas y compartir un dialogo ameno con tan ilustre personaje.

Doña Paula, Paulita, Ma Paula, con su vida admirable, dejó un gran ejemplo del sentir comunitario y con actos de solidaridad, dio lo mejor de sí, sin tomar en cuenta las circunstancias o limitaciones, supo aprovechar la oportunidad de ser útil a todos los que la rodeaban. Y aún después de su muerte, reposando sus restos en el Cementerio Viejo: “Pedro Juan Luciani”, su legado de educar y formar sigue vigente; la escuela Paula Bastardo  de Maturín, es testimonio de ello.

Un aporte de Yelitza García, Belkis Rivas, Yudit Rodriguez. Comunicación Social UBV,  para los habitantes de la Comunidad Brisas del Orinoco II, el cual lleva por nombre el de ésta insigne mujer: “Paula Bastardo”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

yeli carl -

pronto veran más historias de vidas de personajes venezolanos con relatos dignos de admirar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres